5 claves para evitar lesiones en días fríos

26 enero 2014
running madrid

La bajada de las temperaturas y las fuertes rachas de viento no son una excusa para dejar de hacer deporte al aire libre. Sin embargo, hacer ejercicio físico en invierno requiere prestar especial atención a ciertas claves para evitar lesiones que se provocan o se agravan por el frío.

1. Calentar, calentar y calentar. Siempre insisto en ello, pero no me canso de repetirlo: hacer una buena tanda de ejercicios para calentar antes de comenzar con nuestra práctica deportiva es fundamental para evitar lesiones. Es la única manera de que nuestros músculos se acostumbren al esfuerzo que vamos a realizar después, de manera que luego no queden dañados por una actividad inesperada o brusca. En invierno este calentamiento es aún más importante para evitar los temidos calambres.

2. Abrigarse por capas. Sudar en exceso no es bueno y lo peor llega cuando el sudor se seca: nos entra frío y corremos riesgo de resfriarnos. Lo más adecuado es vestirnos con capas de ropa que podamos ir quitándonos según entremos en calor. Lo ideal es apostar por telas que absorben la humedad para la primera capa, la que está en contacto directo con la piel, y una capa impermeable pero que permita el paso del aire para la capa exterior.

3. Protegerse manos y pies. Con el frío la sangre se dirige al centro del cuerpo y por eso las manos y los pies se quedan fríos. Dos pares de guantes y calcetines térmicos pueden ayudarnos a evitar la congelación de nuestros dedos.

4. Hidratarse. Es cierto que con el frío tenemos menos sed pero la hidratación es fundamental para mantenernos en buenas condiciones durante y después del ejercicio.

5. Estirar. Igual que el calentamiento previo es requisito indispensable para cualquier práctica deportiva, finalizar nuestra rutina de entrenamiento con estiramientos es fundamental para evitar que los músculos se enfríen y podamos sufrir tirones o contracturas.

En caso de contracturas o calambres, pide cita con tu fisioterapeuta. La punción seca es para mí (lo he comprobado con mis pacientes) la mejor técnica para superar contracturas. Con una aguja de acupuntura se trabajan los puntos gatillo y se relaja inmediatamente el músculo, con lo que el paciente disfruta de inmediato de una sensación de alivio. No debemos olvidar tratamientos clásicos como el masaje terapéutico y descontracturante, además de la terapia con TENS o electroestimulación de los músculos, efectiva e indolora.

En Fidoos (c/ Fantasía 6, Madrid – Tel.: +34 917 85 07 57), expertos en fisioterapia deportiva, somos especialistas en punción seca y podemos ayudarte a prevenir y solucionar tus lesiones, así como a optimizar tu entrenamiento.

Por Sol García | Fisioterapeuta | Directora de la clínica Fidoos

Foto destacada: cortesía de MQC by Cristina Mitre.



Post a new comment