Alimentos para la vuelta al cole

6 septiembre 2017

alimentos para la vuelta al cole La Sierra con Estilo

Septiembre significa vuelta a la rutina y para esta rentrée en las aulas o en la oficina es fundamental contar con la mejor energía. Las vacaciones nos han dejado descansados pero nuestro menú diario es clave para conseguir el mejor rendimiento. ¿Y cuáles son los mejores alimentos para la vuelta al cole?

Las cifras no engañan

Más del 40% de los niños entre 6 y 9 años tienen sobrepeso según la Organización Mundial de la Salud y las causas son claras: falta de ejercicio y alimentación inadecuada. «Seguir las recomendaciones de la pirámide nutricional es un buen método para crear buenas pautas alimentarias entre los más pequeños. En este sentido, la base de la pirámide prioriza la práctica de ejercicio físico y en el segundo nivel se le da mucha importancia a los cereales de grano completo y productos derivados como el pan», afirma la Dra. Mª Dolores del Castillo, investigadora científica del CSIC.

Lácteos + cereales + frutas = desayuno triunfador

Salir de casa con la leche bebida es un error de bulto. Para afrontar la jornada escolar o laboral con éxito es preciso hacer una primera comida completa, que incluya lácteos, cereales y frutas.

El desayuno debe aportar aproximadamente el 25% del total de calorías que vamos a ingerir a lo largo del día, porque es nuestra gasolina durante las horas más exigentes de la jornada. Cereales como la avena o frutas como el plátano son auténticos chutes de energía.

El bocadillo del recreo

Lejos de haber pasado de moda, uno de los mejores alimentos para la vuelta al cole es el bocadillo del recreo. Su misión es mantenernos con energía y sin hambre hasta la hora de la comida pero ojo con las dimensiones: debe ser del tamaño de una pulguita.

Comida: más verdura, más cereales

A la hora de la comida es importante dar prioridad a las verduras y a los carbohidratos, que volverán a darnos la energía necesaria para afrontar la tarde. El arroz y la pasta son grandes aliados, pero sin olvidar una ración de proteína, preferiblemente pescados o carnes blancas.

Los pescados ricos en ácidos grasos Omega 3 (atún, salmón o sardinas) aportan energía, reducen el estrés y favorecen nuestra memoria y el sistema nervioso.

Merienda: lácteos y fruta

Un yogur y una pieza de fruta componen la merienda ideal. Si añadimos frutos secos como las nueces, aportaremos un extra de energía (pero ojo con la cantidad, porque son bastante calóricos).

Cena: ligera, por favor

La cena ligera es el mejor aliado para el descanso reparador. Un menú de cena compuesto por verduras y una ración de proteínas es ideal. El huevo aporta energía e incrementa la concentración, además de ser rico en vitaminas, minerales y antioxidantes. Por eso una tortilla francesa un par de veces por semana, junto con verduras hervidas o salteadas, es una opción perfecta.

 

 



Post a new comment