Beauty session en La Casita de las Flores

8 febrero 2016

Hartas. Hartas estábamos de echarle kilómetros a la A6 para disfrutar de una beauty session en condiciones. Pero hete aquí que hemos descubierto el paraíso de la belleza… ¡sin salir de la Sierra! Se llama La Casita de las Flores Beauty Room y está en Collado Villalba (Pueblo).

Lo primero que mola de La Casita de las Flores es su concepto: es un local chiquitín, ubicado en una casa antigua de Villalba Pueblo y decorado como si fuera una casa de verdad, con su saloncito, sus butacas, sus flores… Nada que se le parezca a un centro de belleza convencional. Entrar allí ya es respirar y desestresarse: los tonos azules de la decoración invitan al relax y la música te traslada al París más chic… très bien! Ah, un secreto: muchos de los muebles que veréis allí están traídos directamente de Francia. ¡Lo nunca visto en la Sierra!

MAD_4256

 

La Sierra con Estilo se dejó mimar por Esteffi y Sara toda una mañana de manipedi. Primero y fundamental para sentirse como en casa: el desayuno. ¡Aquí no falta detalle!

Las dos exploradoras serranas nos dividimos entre la zona de pedicura y la de manicura, ambas con el mismo concepto: relajarse mientras te ponen guapa y cuidan tus uñas con los mejores productos. Su carta de esmaltes es digna de los mejores centros de belleza de Madrid, con lacas de Chanel, OPI y Masglo, aplicadas con mimo en función de la forma de tu uña.

MAD_4286

Era jueves, y en La Casita de las Flores los jueves es el día de la depilación facial, así que la que suscribe pasó por la cabina de estética para depilarse labio y patillas (sí, ¿qué pasa? Quien no tenga pelos en la cara, aun siendo mujer, que levante la patita). Os tengo que decir que la camilla es, sencillamente, para quedarse a dormir. ¡Nunca he estado en una tan cómoda!

A la exploradora senior la convencimos para que apostase por el rojo Chanel… y estaba encantada con el resultado. A una servidora nunca hay que convencerla para probar un rojo, ¡juas!

A estas alturas del post muchas os preguntaréis cuánto cuesta tanto mimo. Y os diré que el precio es incluso más competitivo que el de muchos centros de belleza de la Sierra que ni siquiera usan los productos premium de La Casita de las Flores Beauty Room.

 

¿Qué? ¿Os animáis?



Post a new comment