Consejos de los Reyes Magos para elegir juguetes

2 enero 2015

Sus SS. MM. los Reyes Magos de Oriente nos han dado algunas ideas para poder hacer mejor el reparto de regalos en la Sierra de Madrid. Así que ahí va el decálogo de los buenos regalos de Reyes:

  1. El juguete debe ser deseado por el niño/-a. El peque no está para satisfacer las “frustraciones” de los mayores, así que hay que tener en cuenta que aquello que los Reyes no trajeron a los papis cuando eran niños no tiene por qué ser lo que más ilusión le haga al niño de ahora.
  2. Debe ser seguro. Ha de estar compuesto con materiales que no se deshagan o sean cortantes. Los colores no deben ser tóxicos. Más grandes tienen que ser los juguetes cuánto más pequeño sea el niño.
  3. Todos los juegos tienen edades recomendadas: para cada etapa existe una capacidad por desarrollar.
  4. Hay que tener en cuenta la “forma de ser” de los pequeños: un niño/-a tímido necesitará juegos para compartir con los demás; para uno hiperactivo resultarán adecuados juegos de concentración…
  5. El juguete ha de ser sencillo, así podrá sumar su imaginación al objeto en cuestión.
  6. La compra no tiene que ser impulsiva, tenemos que aprender a construir aquello que “adquirimos”. La carta a los Reyes no tiene por qué hacerse en diez minutos, podemos tomarnos varias tardes para decidir.
  7. No se debe chantajear al niño diciéndole que los Reyes no van a traerle nada, porque los regalos son muestra de amor y cariño y este es incondicional por parte de los padres y de los Reyes, ¿o no?
  8. No debemos saturar al niño con todos los regalos en un día: si los Reyes dejan regalos en varias casas podrán recogerlos por etapas, ya que el exceso disminuye la fantasía.
  9. Es bueno orientar a los familiares para que acierten con su carta a los Reyes y que no agobien con miles de “presentes” a los peques.
  10. El juguete más caro puede ser el más aburrido: conoce a tu hijo y permite que le pida a los Reyes en base a su edad y sus intereses..

Y lo más importante: que a nadie se le olvide poner a los camellos un poquito de agua y a los infatigables “regaladores” una copita de champán. ¡Feliz Año y Felices Reyes!

Por Sergio García Soriano | Psicólogo | Tel.: 660 046 657

Foto: Javier Arroyo Atelier Fotográfico



Post a new comment