El paro interno o la insatisfacción laboral

29 mayo 2014

España es el país que encabeza las listas de desempleo de los países importantes de Europa con uno de cada cuatro españoles desempleados en edad de trabajar. Aunque estos datos son preocupantes, recientemente han salido a la luz distintos estudios, en lo que una vez más somos el país que más destaca en Europa (aunque son difícil de contrastar ya que están basados en proyecciones).

Concretamente lideramos las listas de “paro interno”, es decir, España cuenta con el mayor número de trabajadores que cuya principal y en la mayoría de los casos única motivación, es el salario a final de mes (el 70-80%). Esto quiere decir, que las PYMEs y Grandes Empresas están llenas de profesionales que no tienen motivaciones adicionales para ir a trabajar.  En el artículo que la revista on-line RRHHDigital (http://www.rrhhdigital.com/secciones/mercado-laboral/99588/Los-espanoles-entre-los-mas-insatisfechos-con-su-entorno-de-trabajo) publicó el pasado 19 de mayo, se recoge un estudio realizado por la compañía Ipsos para la empresa Steelcase en el que refleja que el estrés y la falta de espacios que permitan a los trabajadores desempeñar su labor de forma productiva son la principal causa de insatisfacción laboral.

El rendimiento de un profesional que bien está a cargo de su negocio o bien trabaja para otra compañía es directamente proporcional a su estado de ánimo y actitud. Y digo más, no es solo directamente proporcional, sino que teniendo en cuenta las influencias de la física cuántica, este rendimiento podría ser exponencial si tanto el trabajador como sus líderes sintieran que su labor tiene un por qué y un para qué.  Como trabajador necesito que se me tenga en cuenta y necesito sentir que lo que hago sirve para algo o alguien.

¿Hasta cuándo vamos a seguir dándole la responsabilidad de nuestra insatisfacción a otros (jefes, empleados, sindicatos, gobierno…)? ¿Hasta cuándo vamos a seguir repitiendo las mismas acciones y verbalizando las mismas excusas de siempre?

Puede haber muchos motivos por los cuales la insatisfacción laboral es tan alta en los profesionales de este país. Aunque yo identifico dos formas para cambiar este indicador que pasan por un lado, por asumir la parte de responsabilidad que tiene cada una de las personas  que cuentan con un trabajo  y por dotar a los profesionales que tienen personas a su cargo de habilidades en liderazgo emocional. Esa conjunción que pasa principalmente por el compromiso de cada trabajador (ya sea el dueño de la empresa, un directivo o un empleado de la línea de producción) a cambiar el modo en el que observa su situación y preguntarse qué puede hacer él y con qué fortalezas cuenta para modificar ese escenario.

El primer paso para liderar nuestra vida personal y profesional lo tenemos que dar cada uno de nosotros  y si lo hacemos con firmeza, pasión y compromiso esos datos de satisfacción a los que me refería al principio de este artículo, serán otros y los resultados de las empresas también.

Por Paco León | Lionship. Coaching, estrategia, liderazgo

Foto: nuevotiempo.org

 



Post a new comment