En Extremadura también hay vino

4 febrero 2014

El pasado otoño en una casa rural de un tranquilo y frío pueblo de La Mancha en la que pasaba un fin de semana con unos amigos valencianos conocí un gran vino del que hoy os voy a hablar.

Mi primera sorpresa fue al ver que el vino era de Extremadura. Conocía algún vino de esa maravillosa región española y por ello puse grandes esperanzas en la cena en la que nos iba a acompañar. Me pareció un vino impresionante y por ello vamos a dedicarle este post.

bodegas habla

 

En Extremadura cuentan con estupendos (si no los mejores) jamones, embutidos, quesos, cerezas, pimentón, aceite, es decir, que para comer hay opciones de primer nivel. Para beber, durante muchos años no contaron con grandes bodegas ni con una tradición vinícola muy extendida. Es cierto, que ya son varios los años, donde los bodegueros extremeños están trabajando con gran profesionalidad aprovechándose de los últimos avances de la tecnología para conseguir estupendos y muy modernos vinos.

bodegas habla

Tan solo existe una Denominación de Origen, la D.O. Ribera del Guadiana, que acoge vinos muy diferentes ya que su extensión es muy grande (aunque el 90-95% de la producción se encuentra en la provincia de Badajoz) y los tipos de uva muy variados.

habla del silencioEl vino que os quiero recomendar esta semana se llama Habla del Silencio, y no pertenece a la denominación, sino que se comercializa como Vino de la Tierra de Extremadura. Las Bodegas Habla se encuentran en Trujillo, disponen de modernas instalaciones y utilizan avanzados procedimientos para elaborar sus caldos.

Habla del Silencio 2011 es un varietal que lo conforman uvas Syrah (50%), Cabernet (30%), Tempranillo (20%) que ha tenido una crianza de 6 meses en barrica de roble francés. Su embotellado y etiqueta le dan un carácter misterioso a la vez que elegante y moderno. Es un vino que necesita unos segundos en la boca para estallar y llenarla de sabores. Es fácil de beber y se aprecian mucho los minerales de la dura tierra donde nace. Su precio ronda los 9-11€. Yo lo acompañé con quesos, jamón, lomo, setas y pisto.

De Extremadura también os recomiendo que probéis los divertidos Crashwines, concretamente el Crash Red que lo podéis encontrar por unos 6-7€ y es ideal para tomar unas tapas o pinchos.

Por Paco León | www.estrategiasdenegocio.com



Post a new comment