Fans compran un pedazo del casino de Trump

24 julio 2017

El 2 de abril de 1990, el ahora presidente de Estados Unidos Donald Trump, abrió las puertas de su casino Trump Taj Mahal en Atlantic City. En aquel entonces, Trump ya conocía el negocio de los casinos, pues poseía dos más: el Trump’s Castle, abierto en 1985, y el Trump Plaza, que abrió en 1986. Sin embargo, el Trump Taj Mahal no tuvo el éxito esperado y tuvo que cerrar el 10 de octubre del año pasado.

Para la construcción del Trump Taj Mahal, Trump llegó a invertir más de 1.000 millones de dólares, bautizándolo después como “la octava maravilla del mundo”. Tal fue su repercusión, que artistas de la talla de Michael Jackson asistieron a su ceremonia de inauguración. No obstante, ya poco queda de la ambiciosa propuesta del presidente americano. Después de la caída del negocio, el edificio se convirtió en una especie de mercadillo en el que se vendían hasta sus toallas.

La imagen de la gente deambulando por el casino resultaba de lo más peculiar. Algunos, admirados por lo que fue, decidieron comprar algunos recuerdos para sus casas, como sofás o lámparas. El resto, buscando alguna oferta, paseaban de un lado al otro de los pasillos que un día se llenaron de luces, cámaras y juegos.

Si no has tenido la oportunidad de asistir a la subasta, siempre puedes entrar a webs como Qué Casino y disfrutar de los mejores casinos online. Puede que no sea lo mismo que llevarte “un pedazo” del Trump Taj Mahal a tu hogar, pero puedes recrear cómo sería haber estado allí en sus buenos días y conocer más sobre la explosión de compañías en Internet dedicadas a este tipo de ocio.

Finalmente, el pasado mes de marzo, el casino fue vendido por 50 millones de dólares a Hard Rock Casino, después de que Carl Icahn invirtiese 100 millones de dólares intentado devolverle la vida al negocio de Trump. Los esfuerzos del último fueron en vano, y es que el casino siguió fracasando hasta que se forzó su cierre. Ahora, sus nuevos dueños planean invertir 375 millones de dólares para remodelar el edificio y reabrirlo como uno de sus casinos en el 2018.

Si la próxima apertura funcionará o no, se desconoce, pero sí se sabe que Trump no ha tirado la toalla con sus negocios. Algunos de ellos han logrado ser exitosos, como por ejemplo la Trump Tower. Situada en la popular Quinta Avenida de Nueva York, se ha convertido en un punto turístico.

En ella, trabajan empresas y existen costosas viviendas, algunas de las cuales han sido habitadas por celebridades. La Trump Organization trabaja desde allí, y también se pueden encontrar tiendas de marcas como Gucci o Nike. Así pues, cuando termine la presidencia, veremos qué nuevos negocios se plantea abrir Trump.



Post a new comment