Gracias por lucir, Paco

26 febrero 2014

Nos has hecho pasar la vida Entre dos aguas. Suspirando En la caleta. Retirándonos a pensar en tu Monasterio de Sal. Jugando a escondernos de la mala suerte en La cueva del gato, bañándonos en La Barrosa y batiéndonos el Cobre entre Alma, corazón y vida.

Has sido Fuente y caudal del flamenco. Más aún, de la música. Del compás. Del duende.

Le has dado Gloria al niño Ricardo y con él, a todos nosotros, que nos hemos mecido entre tus seis cuerdas para perdernos, con Aires choqueros, en el Callejón del muro.

En tus yemas sonó como nunca el Concierto de Aranjuez (con permiso del maestro Rodrigo), porque todo lo que pasaba por tus manos era mucho más que Cositas buenas.

«Con la música estás mostrándote ante el mundo, estás diciendo: ‘Este soy yo’. Y uno siempre quiere ser el mejor del mundo«. Eso decías. Y lo has sido. El mejor del mundo. Tú.

Y hoy, que te has ido, nos has dejado tiritando en un escalofrío que durará varios días. Porque cada vez que oigamos tu guitarra creeremos que estás. Con tu pierna cruzada, con tus ojos cerrados, con tus muñecas al vuelo.

Siempre estarás, Príncipe de Asturias de las Artes. Rey de la guitarra. Emperador del duende.

Gracias por ponerle banda sonora a tantos momentos de nuestras vidas. Gracias por lucir, Paco.

Vídeo: La Voz de la Sierra



Post a new comment