Gran cocido Charolés: un imprescindible

10 diciembre 2014

Ahora sí que sí: el frío ha llegado a la Sierra de Madrid. Saquen bufandas y guantes, también gorros, y preparen los paladares, porque es el momento de deleitarse con un plato perfecto para las bajas temperaturas: el cocido.

Cocidos hay muchos en la Sierra de Madrid, pero si hay uno que tiene fama mundial es el de Charolés, en San Lorenzo de El Escorial.

En Charolés hacen las cosas a lo grande: nada de dos y tres vuelcos, aquí se comen ocho. Pero como la cantidad ha de ir unida a la calidad, Manolo Míguez, alma mater de ese clásico gurriato, se pasea por toda España para conseguir las mejores materias primas. ¿Un ejemplo? El tocino, de Verín, en Ourense.

Ahí va la orgía de vuelcos del cocido en Charolés:

  • Aperitivo de cebolletas, pepinillos, guindillas y pan de libreta, patata gallega y choricito de jamón.
  • Bojiganga de sopa de cocido desgrasada.
  • Garbanzos de Fuentesaúco, patatas y zanahoria de rama, regados con aceite virgen y tomate de la abuela con cominos.
  • Berzas y repollo.
  • Relleno madrileño.
  • Gallina vieja de Santa María.
  • Chorizo solo de jamón y paleta.
  • Costillares de ternera.
  • Especial morcillo de vaca.
  • Codillos de jamón con tajada, huesos de caña con tuétanos, tocino gallego curado y frescos con veta.
  • Semipostre de ensalada de berujas o escarola con aceitunas negras.
  • Postres de sorbete de champán y pera y copita de mistela.

¿El precio? 29 euros, la mejor relación calidad-precio según expertos gastronómicos como José Carlos Capel (El País). Pero ojo, que no puede disfrutarse todos los días: solo lunes, miércoles y viernes.

Por Alba Málaga

CHAROLÉS
c/ Floridablanca, 24

San Lorenzo de El Escorial

Tel.: 91 890 59 75



Post a new comment