Hilos de araña: tu aliado estético y de salud

19 marzo 2014

Las aplicaciones y propiedades del material de los hilos de araña artificiales han hecho que la industria haya puesto su punto de mira en su fabricación, porque sus usos son potencialmente enormes, desde la fabricación de cables de alta consistencia y solidez a la de ropa resistente al uso, pasando por sus aplicaciones sanitarias como apósitos estériles gracias a sus propiedades antimicrobianas.

De hecho, se está experimentando con la respuesta del cuerpo humano a este material que podría convertirse en el futuro reparador de tendones. Es difícil su comercialización ya que, a diferencia de otros productos que pueden ser elaborados industrialmente con sencillos procedimientos de estabulación en granjas, la naturaleza de las arañas hace sencillamente impensable aplicar métodos semejantes, por lo que en la actualidad se trabaja con procedimientos químicos para replicar la tela de forma artificial sintetizando la proteína base de su composición.

En un procedimiento novedoso, se han clonado e insertado los genes de la araña que fijan las características de la tela en bacterias del tipo de la Escherichia coli con el fin de producir la proteína básica para formar la seda de la tela de araña. El proceso produce unas tiras tan finas que se precisan más de mil tiras para poder formar un pequeño hilo de tela de seda de araña.

Actualmente, además del formato en fibra, existen otras aplicaciones como las cosméticas en cremas que en todas las pruebas realizadas producen una suavidad epidérmica muy notable, así como en champús donde la proteína se adhiere a la queratina y da un aspecto más sedoso al pelo. Algunos tratamientos con keratina son efectivos tanto para la piel como para el tejido capilar, como http://femquality.com/tratamiento-de-keratina/.

Una aplicación muy apreciada de este material es su elasticidad para absorber energía cinética lo que lo convierte en un material idóneo de seguridad, pero la principal aplicación que se prevé es la higiénico-sanitaria, desde hilos de sutura, tiritas, neumáticos, ropa o airbags hasta implantes médicos.

Por Ana Marcos.

Imagen: Wikipedia.com

 



Post a new comment