La Beltraneja: moderna e histórica

15 noviembre 2013

La llegada del frío nos invita a disfrutar de una escapada por la Sierra más clásica: la de la chimenea, las paredes de piedra y la comida de cuchara. Pero todo con un toque moderno… y romántico. Nos vamos a Buitrago de Lozoya.

Sumergirse en Buitrago de Lozoya es trasladarse en el tiempo. Esta península rodeada por el río Lozoya por todas partes, menos por una, conserva todavía su recinto amurallado, ese que en otros tiempos sirvió para la lucha entre moros y cristianos. Capricho del marqués de Santillana y tierra deseada por el mismísimo Picasso, este pueblo madrileño también acogió a Juana La Beltraneja. Y es este insigne personaje,  que perdió contra Isabel la Católica la corona de Castilla, el que sigue teniendo presencia en los muros de Buitrago.

 

5601861_l

Si paseamos por la muralla y prestamos atención, encontraremos La Beltraneja”, un pequeño hotel rural de 5 habitaciones plenamente integrado en el recinto amurallado. La mímesis con el entorno es tal, que al traspasar sus puertas nos sumergimos en un ambiente con personalidad propia, con muros y ladrillos del siglo XV y con olor a historia.

 

Pero la tradición y el confort no van reñidos en este hotel que más que habitaciones ofrece suites en toda regla, ya que la más pequeña tiene 18 m² y la más grande 27. En todas ellas encontramos una comodísima cama de matrimonio con carta de almohadas incluida, minibar y columna de hidromasaje con todo tipo de amenities en el baño. Calefacción, televisión, DVD y, por supuesto, conexión wifi. No falta de nada en ninguna de ellas y todas rebosan personalidad y estilo.

 

Cinco nombres, cinco localizaciones y cinco ambientes diferentes, pero todo ellos con una esencia común capaz de aunar lo viejo con lo nuevo.

 

En El Arco dormiremos, literalmente, pegados a la muralla, hasta el punto de que el baño de esta suite está plenamente integrado en la Torre Albarrana, cuyas piedras, originales, nos permitirán sentir y tocar la historia de hace mil años.

7347713_l

Al-Rabad es la más exótica de las suites. Ambientada con motivos árabes, recibe su nombre del arrabal que empezaba a las puertas del hotel. El amarillo de sus plienzos, resalta entre el ladrillo y la piedra original que se dejan ver en sus paredes.

 
15836585La Torre es el más íntimo de los alojamientos, sus tonos rojizos se funden a la perfección con el ladrillo de las paredes y el baño abohardillado.

 

La cama de 2 metros y el dosel hacen de La Barbacana, la más romántica de las suites. Es también la más grande y por ello cuenta además con un sofá y dos balcones con vistas a la historia.

 

Y el punto final lo pone El Adarve, el único espacio abuhardillado del alojamiento y el más juvenil con sus colores fucsias y morados que no desentonan en absoluto con las piedras de la muralla. En esta habitación es imposible no divisar estas piedras por alguna de sus cinco ventanas.

 

Y toda esta síntesis de modernidad e historia es posible gracias a las manos de José Ramón y su mujer, que abrieron esta propiedad en septiembre de 2006. ¿Su idea? Que los huéspedes se alojasen en un sitio emblemático y sintieran los monumentos de Buitrago de una forma diferente. Lo han logrado… La Beltraneja puede considerarse perfectamente Patrimonio de ese Bien de Interés Cultural que es, desde 1993, Buitrago de Lozoya.

[box style=»info»]

HOTEL RURAL LA BELTRANEJA

C/Arco, 10

28730 Buitrago del Lozoya (Madrid)

91 868 03 31 – 629 237 444

info@labeltranejahotel.com

http://www.labeltranejahotel.com

[/box]
Por Alicia Gutiérrez.



2 comments

Post a new comment