La Montesa 2010, un Rioja con mayúsculas

22 abril 2014

Son ya 15 las semanas en las que he compartido con vosotros vinos de distintas Denominaciones de Origen españolas. Hasta ahora no había recomendado ningún Rioja por el respeto tan grande que le tengo a la región que en las últimas décadas ha dado nombre a los tintos españoles en el mundo.

De Rioja hay poco que decir que el lector ya no sepa, pero no quisiera dejar pasar algunos datos que hacen grande a esta tierra de vinos. Su Denominación de Origen es la más antigua de España y se divide en tres subzonas de producción, la Rioja Alta, Rioja Baja y la Rioja Alavesa. Las variedades tintas autorizadas son la tempranillo, garnacha, graciano, mazuelo y maturana tinta, mientras que las blancas son viura, malvasía, garnacha blanca, tempranillo blanco, maturana blanca, turruntes, chardonnay, sauvignon blanc y verdejo. Aunque el 85% de los 250 millones de litros que se producen al año son de vino tinto.

La montesa_1Son muchos los riojas que han marcado mi afición por el vino, por ello también he retrasado la recomendación de esta señora región. Pero fue hace unos días cuando comía en un restaurante de Madrid donde descubrí un Rioja distinto, un Rioja que me cautivó desde el primer momento. Su nombre es La Montesa y es un crianza de la añada 2010. Tras realizar las distintas fases de la cata y debido a la grata sorpresa comprobé que el vino pertenecía a las Bodegas Palacios Remondo. La familia Palacios, de gran tradición en la Rioja, es también la responsable de fantásticas creaciones en distintos lugares de España como L’Ermita, Camins en el Priorat o Pétalos en el Bierzo.

La bodega riojana está situada en el municipio de Alfaro y su tinto La Montesa 2010 es un varietal espectacular que cuenta con Garnacha, Tempranillo y Mazuela en su elaboración. Este crianza ha obtenido 92 puntos en la guía española Peñín y 93 puntos en la internacionalmente conocida del famoso Parker (el crianza de Rioja con más puntos de la historia de esta guía). Es muy afrutado en nariz y sabroso, potente y redondo en boca. Es un vino de los que yo llamo moderno, de los que te aporta nuevas experiencias, de los que te apuntas para otro día volver a disfrutar.

Su precio está alrededor de los 10-11 euros y es un vino que sin duda está a la altura de la tierra a la que representa. Yo lo maridé con unas berenjenas a la miel de primero y secreto ibérico de segundo. Va fenómeno con cualquier carne.

 



Post a new comment