La Sierra de Madrid, un paraíso cerca de la ciudad

31 marzo 2016

La Sierra de Madrid alberga todas las cualidades que no se pueden encontrar en la gran ciudad. Muy cerca de la fachada de las grandes aglomeraciones y todos los condicionantes que implica ser la capital de un país, se esconde un mundo de paz y tranquilidad.

Las montañas centrales de la península esconden unos recovecos maravillosos que conforman un auténtico paraíso rural, el cual contiene los elementos adecuados para proporcionar momentos únicos e inolvidables a cualquiera que lo visite, en periodo vacacional o en cualquier época del año.

La Sierra de Madrid dispone de multitud de sitios increíbles para escaparse. Para el que no haya tenido la posibilidad de visitarla, algunos enclaves como Cercedilla, Navacerrada o Guadarrama. Especialmente es la Sierra Norte, que podría decirse que se compone de las siguientes subcomarcas: Sierra de La Cabrera, Valle del Jarama, Valle Alto del Lozoya, Valle Medio del Lozoya, Valle Bajo del Lozoya y Sierra del Rincón.

La rutina diaria en la ciudad, además de numerosos elementos positivos, también implica los hándicaps del ritmo frenético, los momentos de congestiones de tráfico, la contaminación, etc. A veces las personas necesitan desconectar de esa estela cargada de estrés, por lo que es importante tener una casa donde descansar. Para una inmejorable decoración se puede añadir una piscina a la propiedad, la cual le dará un toque inigualable y permitirá crear un ambiente único en la Sierra.

Muchos pueden pensar en encontrar ese ansiado remanso de paz en lugares a miles de kilómetros de distancia, pero no hace falta irse tan lejos, a menos de un centenar de kilómetros Madrid esconde rincones que albergan esas necesidades sin la necesidad de tener que hacer un desplazamiento largo.

Lugares de fantasía que son remansos de la naturaleza como la reserva de la Biosfera Sierra del Rincón, el Parque Natural Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, el Monasterio del Paular, las Cascadas del Purgatorio, los riscos caprichosos de la Pedriza, la pasarela voladiza del Pontón de la Oliva, la Senda ecológica de Canencia, la peculiar sierra de La Cabrera o la Chorrera de los Litueros, son paraísos que merece la pena visitar. Si una persona es amante del senderismo, la Sierra de Madrid también es un lugar idóneo donde llevarlo a cabo, especialmente recomendables son sendas como las de Cercedilla y sus alrededores.



Post a new comment