Las dietas TOP para lucir un cuerpo serrano

12 enero 2015

Que levante el dedo de la pantalla (o de la tecla) quien no se haya propuesto algún enero quitarse kilos de encima. Va, venga. Confesad. No mola reconocerlo, pero es llegar enero (habitualmente el 7) y empezar nuestra tortura contra Basculator.

Yo tuve la mía el año pasado. No funcionó. No me peleé lo suficiente. ¿Resultado? No me quité los dos kilos que quería perder y cogí cuatro más. ¡Avariciosa!

Total, que yo ya sé que lo que funciona es cerrar el pico, pero aun así me paso la vida pidiendo las recetas a las que veo perder peso. Como mi amiga Natalia. O como mi amiga Rose. Y da la casualidad de que esta última me habló hace unas semanas de IMEO (Instituto Médico Europeo de la Obesidad) y me moló su plan dietético. Y en estas que lo estoy revisando cuando recibo su top ten de las mejores y peores dietas del año, «respaldado por más de 30 expertos en obesidad y cuidado de la salud, entre ellos médicos, nutricionistas, psicólogos y cirujanos, que somete a análisis las dietas más y menos indicadas para perder peso a lo largo del año». Ea.

Perder peso es uno de los propósitos inamovibles para el año nuevo

Así que, según IMEO, a olvidarse de:

  • The Burn (dieta con la que te prometen perder 5 kilos en 10 días viviendo de sopas, batidos, frutas y tés). Dicen que, en contra de lo que nos venden, ralentiza el metabolismo.
  • Dieta 5.2 de Jacqueline Whitehart. Lo peta en Google y se trata de atiborrarse cinco días y ayunar dos (o sea, morirse de hambre con 500 kcal de ingesta). Dicen los expertos que toda dieta que nos obligue a fustigarnos con menos de 800 kcal al día… malo.
  • Dieta del té verde. Que sí, que está muy bien beber esta infusión y tal, pero que con esa excusa nos meten por los ojos una dieta de Barbie en la que apenas comemos y tenemos requeteprohibidos los hidratos. Que se la den a Victoria Beckham.
  • Monodieta de la uva: 5 días comiendo y bebiendo uva (no en forma de vino, lo cual ya no me convence). No es hipocalórica  y además elimina nutrientes esenciales como la proteína. A Parla con las basuras.
  • Dieta del grupo sanguíneo, o sea a comer según tu sangre. A mí me hierve, así que ahí lo dejamos.

¿Qué dietas sí podríamos probar, según IMEO?

  • Dieta 2.3.2: dos días de régimen, tres de depuración y dos de alimentación normal. Ideal si quieres perder de 4,5 a 6 kilos en tres semanas sin renunciar a tu vida social.
  • Dieta Perricone (o sea, la que dicen que sigue la mismísima reina Letizia): permite comer casi de todo y especialmente salmón fresco, frutos del bosque, verduras verdes, aceite de oliva virgen y copos de avena. Voy a buscar cuál es el secreto, porque esto parece demasiado fácil.
  • Dieta del ceviche (la prefe de otra royal, Kate Middleton). ¿Sus principios? Larga vida a los alimentos crudos. Si me lo ponen a huevo con el steak tartar, firmo ya.
  • Dieta bioptoteinada: una adaptación de las dietas proteicas en la que solo se restringen los hidratos de carbono de alto índice glucémico y el resto de los hidratos se consumen a determinadas horas del día (básicamente por la mañana).
  • Dieta disociada: un clásico donde los haya, que separa grasas, carbohidratos y proteínas (solo puedes comerlo a mediodía) y no deja mezclar alimentos ácidos y proteínas con hidratos de carbono. Relativamente fácil.

No será por opciones para tener un cuerpo serrano…

Por Noelia Jiménez

Fotos: IMEO



Post a new comment