Los bibliotráilers, la nueva moda literaria

22 abril 2014

Resumir cientos de páginas en un minuto y lograr que quien lo vea termine leyendo. Es el reto de los bibliotráilers, la herramienta de marketing que arrasa en el mundo editorial.

Los vídeos se comparten en Internet hasta doce veces más que los enlaces de texto, lo que los convierte en un material muy valioso para promocionar las novedades editoriales. Pero para atraer la atención del público ya no valen los vídeos hechos con diapositivas de foto y texto: la especialización está haciendo de los bibliotráilers un género cinematográfico en sí mismo.

Booktrailer «Adivina quién soy» de Megan Maxwell from Babaloo Producciones on Vimeo.

«El bibliotráiler es en realidad un corto que extrae la esencia de un libro para presentarlo de la forma más atractiva posible a un público que no tiene por qué ser lector», explica Hugo G.-Pecellín, vecino de Alpedrete y uno de los socios de Babaloo Producciones (www.babalooproducciones.com), productora especializada en la realización de bibliotráilers. «Para ello es preciso hacer los mismos procesos que en cualquier corto: guion, localización, casting de actores… y por supuesto grabación y edición con todos los avances técnicos a nuestro alcance», cuenta Belén Figal, directora de fotografía de Babaloo Producciones.

Booktrailer «La noche soñada» de Máxim Huerta from Babaloo Producciones on Vimeo.

Los bibliotráilers con animación son también tendencia: «permiten desarrollar mucho la creatividad y dar a conocer el talento de ilustradores con una gran proyección más allá del mundo editorial», concluye Almudena Muñoz, socia de Babaloo Producciones. Pero sea cual sea la forma elegida, el bibliotráiler siempre tiene que cumplir un requisito fundamental: ser fiel al tono del libro, al estilo del autor y al target de la obra.



1 comment

Post a new comment