Los trastornos psicológicos más habituales en niños

18 diciembre 2015

La psicología infantil es un campo sumamente complejo, principalmente por lo que conlleva tratar y diagnosticar psicológicamente a un niño. Los adultos son capaces de expresar bien sus sentimientos y sensaciones, por lo que cuando sufren algún tipo de trastorno psicológico resulta más fácil averiguar cuál es el problema. En cambio, los niños pueden tener dificultades a la hora de expresar qué les ocurre, incluso a veces ser totalmente incapaces de hacerlo, por lo que la tarea de identificar su problema es mucho más ardua de lo habitual.

Algunos de los trastornos más habituales en los niños son:

 

Trastornos de ansiedad

Unos de los trastornos más comunes entre la población infantil, con 13 de cada 100 niños afectados . Los trastornos de ansiedad son aquellos que provocan que el afectado sienta una preocupación anormal, incluso crónica.

Dentro de este tipo de trastornos encontramos los episodios de pánico, el trastorno de estrés post-traumático, o los trastornos obsesivo-compulsivos.

 

Trastorno por depresión

La depresión es el trastorno más común en el mundo occidental. La causa exacta de este trastorno todavía está por definir, pero se sospecha que es provocada por diversos factores, principalmente genéticos, biológicos y del entorno. En el caso de los niños, un 10% de los niños entre 6 y 12 años sufren depresión clínica, unas cifras preocupantes. Debido a que los niños les cuesta más expresarse que a los adultos, normalmente los síntomas de la depresión se presentan de manera diferente que en los adultos. Algunos de estos síntomas son nerviosismo, trastornos del apetito, sueño o una clara caída en el rendimiento escolar.

 

Bipolaridad

También conocido como depresión maníaca, el trastorno de bipolaridad es caracterizado por cambios continuos en el humor, en algunos casos extremos. Además de causas neurológicas, genéticas y del medio ambiente, en el caso de los niños también suele surgir como consecuencia de un trastorno de ansiedad. Al igual que con la depresión, tratar un trastorno de bipolaridad en un niño resulta más complicado que un adulto, debido a los cambios más bruscos de ánimo que pueden experimentar los pequeños, además de una mayor imprevisibilidad.

Tears_

 

Los psicólogos infantiles en Valencia del Centro Lopez de Fez aconsejan acudir a un especialista en cuanto se detecten posibles síntomas de alguno de estos trastornos, puesto que tratarlos desde un principio puede ayudar a prevenir peores condiciones en el niño, o hacer que su tratamiento sea más fácil de realizar.

 

Foto destacada: © Annie Spratt vía Unsplash.



Post a new comment