Mantén tu figura en invierno siguiendo esto cinco consejos

13 noviembre 2017

invierno

Llega el invierno, llega el frío y llegan las ganas de no hacer nada más que quedarse bajo la manta caliente, tomando chocolate y leyendo o haciendo maratón en Netflix. Y aunque todo esto suene muy apetecible, la realidad es que la vida continúa a pesar de las bajas temperaturas y mantener nuestra rutina es parte fundamental para que nuestra salud no decaiga durante los meses de frío. Por otro lado la alimentación es vital. La dieta que sigues en verano no es la misma que deberías seguir en invierno, principalmente porque el clima le exige a tu cuerpo requerimientos nutricionales distintos.

Vamos paso por paso, y empezamos por tu rostro. Es probable que los días en que la temperatura descienda más sientas irritada la cara o incluso un poco de picazón. Es importante que te mantengas hidratada con agua, pero también se vale echar mano de un poco de ayuda extra, por ello la opción más cómoda para evitar ir de compras cuando podrías estar descansando en la calidez de tu hogar es el internet. Compra online cremas regeneradoras para rostro y cuerpo que mantengan tu piel hidrata, incluso cuando no está expuesta a las dispares condiciones climáticas.

Siguiendo con el físico, el ejercicio siempre es la mejor vía para mantener un cuerpo y una mente sana, pero es perfectamente comprensible que te cueste más salir a correr en las mañanas o en las noches cuando bajan las temperaturas o llueve. Ante este escenario puedes considerar equiparte con ropa para corredores a prueba de frío o puedes optar por una actividad que puedas realizar bajo techo como el pilates, el yoga o los ejercicios con peso caseros. Si necesitas un poco de ayuda extra puedes probar con algunos tutoriales de Youtube y ponerte a trabajar en ti desde tu casa.

Pero no hay consejo tan eficiente con el de cambiar o adaptar tu alimentación para soportar los meses de frío comiendo saludablemente. Para la piel es indispensable la vitamina A, que la protege del frío y evita que los labios se partan. Alimentos como la leche, el queso fresco y el huevo son altos en Vitamina A, así que mantente alerta de no excluirlos de tu dieta. Otra importante es la vitamina C, que eleva el sistema inmunológico y te protege de resfriados y enfermedades respiratorias. En esa misma línea, incluye e incluso aumenta el consumo de yogurt, pues es ideal para proteger tu floral intestinal.

Otra buena manera de no excederte en calorías es reemplazar el azúcar por la miel, que aporta mucha más energía y le hace mucho bien a las vías respiratorias, que suelen ser las más afectadas con las bajas temperaturas. El consumo de cebolla y de ajo también ayuda a protegerte de infecciones respiratorias, y esto es sumamente útil para aquellos que se mueven en bici sin importar el día. También puedes evitar las cremas o reemplazarlas por sopas más ligeras, caldos o consomés, que además calientan tu cuerpo en esas tardes de invierno.

No te tomes a la ligera eso de estar hidratada. El frío suele resecarnos la piel, la boca y las vías respiratorias y es importante contrarrestarlo de la manera más efectiva posible. Por lo demás, ¡a disfrutar de este invierno inminente!



Post a new comment