Smoothies saludables para cuerpos serranos

6 julio 2015

Ni en la Sierra de Madrid nos libramos de la ola de calor, así que, para combatirla, hemos preparado un post refrescante, saludable… ¡y apetitoso! Os contamos todo sobre los smoothies, la opción ideal para hidratar vuestro cuerpo serrano.

Antes de nada, como sé que si mi abuela leyera esto no entendería lo de smoothie, vamos a aclarar que el smoothie es un batido de frutas o verduras, y que lo han puesto de moda famosas como Elsa Pataky o Gwyneth Paltrow como elemento detox para depurarse. Pero, más allá de la dieta, los smoothies son un complemento ideal para mantener nuestro cuerpo hidratado sin renunciar al sabor y sin aportar calorías extra.

Llegan de moda los smoothies, vivan los batidos saludables

Recordad que por cada kilo de peso corporal deberíamos tomar unos 31 ml de agua cada día… y si queremos adelgazar, aún más. Pero ese agua no solo la encontramos en el líquido incoloro, inodoro e insípido, sino que también la recibimos a través de combinados de frutas y verduras con un toque de hielo que, además, aportan vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los smoothies, una opción ideal para hidratarse en verano

Pero ojo, que no es oro cualquier smoothie que reluce: desde IMEO (Instituto Médico Europeo de la Obesidad) recomiendan seguir estos diez mandamientos para preparar el smoothie ideal:

  1. Excluir ingredientes como azúcar, miel, sirope, leche entera, nata o cacao en polvo… ¡¡engordan!!
  2. La proporción ideal es del 60% de fruta y el 40% de verdura. Y, por supuesto, no debemos pelarlas, porque el 80% de sus micronutrientes están en la pulpa y en la piel. ¡Ah! ¿Recordáis lo que decían las madres de que a la fruta se le van las vitaminas? Pues eso: consumidlos en unos 20 minutos aproximadamente.
  3. Algunas frutas, como los arándanos, las compraréis más baratas congeladas… y tienen las mismas propiedades.
  4. No paséis de las 150 kcal por vaso (por eso se deben mezclar las frutas con las verduras, ya que estas son menos calóricas) y procurad tomar los smoothies en el desayuno, merienda o a media mañana.
  5. Olvidaos de la idea de que adelgazaréis solo por beber smoothies. Ayudan, pero no son la panacea. Claro que tienen propiedades muy interesantes: los verdes (espinacas, apio, pepino, puerro) tienen más fibra y calcio y pueden ayudar frente a enfermedades degenerativas, además de depurar. Los rojos (sandia, fresas, frambuesas, arándanos) son antioxidantes y favorecen la salud cardiovascular. Los de color naranja (naranjas, zanahorias, mango) ayudan a prevenir el cáncer.
  6. No los utilicéis como sustitutivos de comida: no cumplen los requerimientos nutricionales y proteicos de una toma principal y, como no masticamos, hacen que nos sintamos menos saciados.
  7. Si sois diabéticos, apostad por frutas y verduras de bajo índice glucémico, leche de almendras como fuente de proteína y canela para endulzar.
  8. ¿Queréis un smoothie cremoso? La leche de almendras o de soja o el queso batido desnatado 0% os ayudarán sin aportar muchas calorías.
  9. Atentos a las especias: la canela endulza y mantiene estables los niveles de azúcar en sangre; la cúrcuma metaboliza la grasa y es un antiinflamatorio natural, con sabor picante; el jengibre reduce la hinchazón abdominal; la vainilla es tranquilizante natural; y el té verde ayuda contra la retención de líquidos.
  10. Ojo, deportistas: no añadáis clara de huevo. Según los expertos, «ingerir de forma habitual clara cruda puede interferir en la absorción de biotina, causando caída de cabello y envejecimiento prematuro», explica Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del IMEO.

 

Fotos: vía IMEO.



Post a new comment