¿Te operan de rodilla o cadera? Intenta perder peso

6 octubre 2013

El envejecimiento de la población y el aumento de los casos de obesidad y sobrepeso contribuyen a incrementar el número de casos de pacientes con artrosis, que en España afecta al 24 % de la población y, en mayor medida, a las mujeres.

Los expertos aseguran que la artrosis de rodilla y manos es más frecuente en personas con exceso de peso y, de hecho, este factor contribuye a que la progresión de la enfermedad sea más rápida. Además en las mujeres es más intensa y afecta a más articulaciones.

Según estudios presentados en el Congreso de la Sociedad Internacional de Investigación en Artrosis (Barcelona, 2012), los pacientes obesos sufren el doble de artrosis de mano que las personas no obesas. Otra de sus conclusiones fue que el 61 % de las mujeres obesas tienen artrosis en las rodillas, frente al 26 % de las no obesas.

Así, para garantizar el éxito de una intervención quirúrgica en casos de artrosis los expertos aconsejan adelgazar
Para ello, los nutricionistas de Adelgar recomiendan una dieta variada y equilibrada de 1.200 a 1.500 kcal diarias para las mujeres y 1.500 a 2.000 kcal diarias para los hombres, según la complexión física, la edad y la actividad física que se realice. Se debe prescindir de azúcarharinas refinadas, embutidos y grasas saturadas, así como cualquier otro alimento que acidifique nuestro organismo y nos agote las reservas de calcio y otros minerales. También debemos apostar por hortalizas, legumbres y frutas; aumentar la ingesta de líquidos, preferiblemente agua, infusiones y caldos vegetales; y limitar el consumo de sal.

Además, el desarrollo de una actividad física moderada, como caminar entre media hora y una hora al día, ayudará al paciente en su puesta a punto para la intervención quirúrgica.

Ante la artrosis, la fisioterapeuta Sol García, experta en el tratamiento de dolores de este tipo, recomienda seguir estas indicaciones:

  • Mantener un peso corporal adecuado, con una dieta baja en calorías.
  • Aplicar calor de forma casera, con manta eléctrica o una bolsa de agua caliente sobre la articulación afectada, para relajar la musculatura. Si hay inflamación se debe aplicar frío local con bolsas de hielo.
  • Para aliviar el dolor podemos recurrir a analgésicos o antiinflamatorios, pero nunca automedicarnos. La punción seca pueden ayudar de forma notable a calmar el dolor.
  • Usar sillas con respaldo recto y evitar sentarse en sillones o sofás hundidos mejorará nuestra patología.
  • Es bueno caminar y hacer ejercicios suaves, como la bicicleta (en modo paseo) o la natación.
  • Evitar sobrecargar las articulaciones y estar de pie largo rato sin descansar. Ayudarnos de un bastón a la hora de caminar también resulta útil.
  • Un calzado de suela gruesa absorberá la fuerza del impacto del pie contra el suelo al caminar. Debemos evitar los tacones excesivos y ayudarnos de plantillas o taloneras de silicona.

 .



Post a new comment